Zona Zen

Calma y sanación a través de la sonoterapia

De Octubre 6, 2017 Sin Comentarios

El centro sonoterapéutico Casa del Cuenco estará presente en Expo Buena Salud para dar a conocer esta práctica que existe desde los tiempos tribales. Trabaja con los sonidos y vibraciones de instrumentos como cuencos tibetanos y gongs, produciendo un efecto de relajación en las personas y propiciando la conexión con su interior.

Nicolás Blanch, fundador de Casa del Cuenco, cuenta que la sonoterapia existe hace miles de años en distintas culturas del mundo. Por ejemplo, los tibetanos con los cuencos, los aborígenes australianos con los didgeridoos y los africanos con el djembe. “Distintas cultural han usado los sonidos y la vibración para sanar en diferentes niveles a las personas. En esencia, lo que hace la sonoterapia es conectar a la persona con su interior y por ese proceso ocurre una sanación. Se producen estados de trance o se viven experiencias místicas a través del sonido, y esto lleva a la persona a visualizar aspectos de su ser que debe abordar para estar mejor”, explica Nicolás, quien se formó como sonoterapeuta en España.

El fundador de Casa del Cuenco, agrega que la persona puede simplemente quedarse dormida durante la sesión, sin racionalizar, o puede ocurrir que este espacio de silencio y contemplación le permita darse cuenta de un problema o malestar, o visualizar posibles soluciones para una situación que desgasta o hace sufrir. “Las personas viven en realidades complicadas y tienen pocos momentos para conectarse con su interior. Por eso para mí es importante dar a conocer la sonoterapia y así más personas puedan encontrar un espacio de conexión con lo esencial”, señala.

A nivel biológico, explica Nicolás Blanch, el sonido que emiten los instrumentos sonoterapéuticos son de la frecuencia de las ondas que produce nuestro cerebro cuando se encuentra en estado de calma. Por eso, aunque se entre a la sesión luego de días estresados, los sonidos y vibraciones van llevando a la persona a la relajación. La sonoterapia, agrega, moviliza nuestra energía interna y a través de las distintas frecuencias genera desbloqueos energéticos. “Por ejemplo, producto de una condicionalidad familiar o cultural, las personas perpetuamos patrones de conductas que bloquean energías. Cuando se acaba el bloqueo la persona puede tomar conciencia de esas falencias y desarrollarlas”, describe el sonoterapeuta.

Por los beneficios de calma y relajación, la sonoterapia está comenzando a usarse en algunos hospitales del mundo como medida complementaria a los fármacos analgésicos. Todavía no se han hecho estudios científicos que midan su efecto, sin embargo, la experiencia muestra que aporta bienestar a los pacientes. Nicolás Blanch cuenta que en Alemania se trabaja con la vibración de cuencos para aliviar a personas que están en quimioterapia y ofrecerles un espacio de conexión dentro del hábitat hostil que son los hospitales.

Sonoterapia en Expo Buena Salud

La actividad de la Casa del Cuenco en la expo ofrecerá a los asistentes un viaje sonoro mediante  instrumentos sonoterapéuticos como gongs, cuencos tibetanos, cuencos de cuarzo, didgeredoo, sonajas, flautas y Hang Drum. Estos irán creando diversos paisajes a través de los distintos sonidos y vibraciones. Es una invitación de 50 min a relajarse, dejarse fluir por la música y equilibrar nuestras energías internas.