Nutrición

Sólo un 20% de los chilenos cena un plato de comida en la noche

De Octubre 9, 2017 Sin Comentarios

Fernando Vio, Director del Programa 5 al día de Chile y médico cirujano, explica que el problema de la obesidad en Chile es muy grave por las consecuencias que tiene para la salud y que hasta el presente las políticas al respecto han sido escasas e inefectivas. Se trata de un problema complejo que tiene que ver con hábitos arraigados en las personas como dejar de cocinar platos caseros o el que en los colegios aún no se eduque en alimentación saludable a los niños.

Según datos de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas  (Junaeb), que se miden en  primer  año  básico (6 a 7 años), ha aumentado la obesidad de un 8% en 1987 a un 24,2% en 2016 en ese grupo etario. Este escenario no sólo es grave en el presente, sino también a largo plazo. Cifras del Ministerio de Salud indican que las primeras tres causas de altas hospitalarias (más del 50%) son por hipertensión arterial, diabetes y obesidad, las tres directamente relacionadas con la alimentación.

En su charla en Expo Buena Salud, el Dr. Fernando Vio, profesor del INTA (Instituto de Nutrición y Tecnologías de los Alimentos) de la U. de Chile y Presidente del Programa 5 al día Chile, analizará estos datos para mostrar una completa fotografía de la situación de la salud y nutrición en Chile. “Se entregará un diagnóstico de cómo nos alimentamos los chilenos, la actividad física que hacemos y cómo esto repercute en obesidad, diabetes, hipertensión arterial, cáncer y otras enfermedades. Además, se expondrán cuáles han sido las políticas hasta el presente y las perspectivas futuras de acuerdo a las políticas que se implementen”, dice el también académico de la Universidad de Chile.

En opinión de Vio, a nivel estatal falta una política coherente, continua en el tiempo, con una dirección centralizada, con financiamiento adecuado y evaluación periódica acerca de las acciones que se están realizando y de los resultados. “Para ello se requiere el trabajo conjunto de numerosos sectores. Recién este año se implementó el Plan contra la Obesidad Estudiantil o Contrapeso desde la Junaeb, pero sin un compromiso claro del Ministerio de Educación de incorporar el tema Alimentación Saludable en sus actividades curriculares y extracurriculares”, señala el experto.

7 de cada 10 chilenos están con sobrepeso u obesidad.

1 de cada 10 con diabetes, la que se duplica más en los pobres.

Chile es el principal consumidor de bebidas gaseosas y jugos azucarados en el mundo, con 160 litros por habitante al año.

Una alineación desde el Estado es fundamental pues la obesidad es un tema complejo que debe tratarse desde una mirada multidisciplinaria. Fernando Vio explica que es muy diferente de lo que ocurría con la desnutrición, donde aparecía claro y preciso lo que había que hacer, lo dirigía el Ministerio de Salud y contaba con gran apoyo de la población, pues se consideraba un problema inaceptable. “En el combate de la obesidad sucede todo lo contrario. No hay acuerdo en lo que debe hacerse, es multisectorial y no existe un ente responsable porque supera a Salud, y no tiene apoyo de la población. Es un tema de hábitos arraigados, de ansiedad por comer, de dependencia de algunos tipos de comida, de compensaciones por los problemas de la vida diaria, etc.”, dice Vio.

Un hábito que ha cambiado y que incide en la nutrición de la población es el de cocinar, pues queda poco tiempo libre luego del trabajo. Así, la familia almuerza comida comprada y, en la noche, se reemplaza la cena de un plato de comida casera por “la once”, que consiste, generalmente, en pan con agregados con alto contenido graso (como embutidos y queso) o azúcar (como pasteles, mermelada o manjar). “El 90% toma once y sólo un 20% de los chilenos  cena un plato de comida en la noche”, especifica Fernando Vio.

En ése ámbito, cada uno de los chilenos puede motivarse al cambio y hacer un esfuerzo para alimentarse mejor. Lo mismo en los colegios, donde es necesario que exista sinergia entre la institución y los apoderados. La llamada “comida chatarra” es muy atractiva para los niños, porque aparece como entretenida, de muy buen sabor y los satisface, a diferencia de la comida saludable que aparece como todo lo contrario. Por lo tanto es difícil combatirla y la única forma es crear hábitos de alimentación saludable desde las edades más tempranas por los padres apoyados por jardines infantiles y escuelas. “Los padres solos no pueden y la escuela sola tampoco: debe existir un acuerdo padres-sistema educacional para formar hábitos saludables en los niños que se mantengan en el tiempo. Puede que en la escuela trabajen en formar hábitos de alimentación saludable en los niños, pero si éstos no se refuerzan en el hogar, el trabajo se pierde”, enfatiza Fernando Vio.

Charla:

“Situación de Salud y Nutrición en Chile y perspectivas futuras” – Fernando Vio, Profesor Titular Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) Universidad de Chile y Presidente Corporación 5 al día Chile. Sábado 4 de noviembre a las 11 hrs.